Select a School...
Select a School

Rendimiento Académico

El Sistema de Rendición de Cuentas de la Agencia para la Educación de Texas (TEA) consiste en un método de evaluación de los distritos escolares y escuelas en cuanto a su rendimiento relativo a ciertos “indicadores básicos”. Un distrito escolar puede ser calificado como Ejemplar, Reconocido, Aceptable, o de Bajo Rendimiento. La clasificación deriva de indicadores del rendimiento de los estudiantes en base a puntajes favorables de TAKS y las tasas de deserción escolar. Estos indicadores se usan para generar 21 medidas de rendimiento posibles para el grupo total de estudiantes y para los grupos de afroamericanos, hispanos, blancos y económicamente desfavorecidos. El distrito escolar recibe una calificación basada en el rendimiento de su indicador “más bajo”.

El Sistema de Rendición de Cuentas del Distrito Escolar Independiente de Houston (HISD) era un método de evaluación de las escuelas relacionado con el rendimiento y el progreso estudiantiles. El sistema fue implementado en 1993 y permaneció en vigor hasta el 2003. Una escuela podía recibir una calificación de Rendimiento Actual Ejemplar, Reconocido, Aceptable, Menos Aceptable, o Rendimiento Bajo. El progreso o crecimiento posteriores a los resultados de años anteriores tenían efecto en la calificación del Progreso que se asignaba a una escuela. Las calificaciones para el Progreso Actual era Ejemplar, Reconocido, Aceptable, Mínimo, y Cero Progreso. Entre 1993 y 2001 la calificación para el Rendimiento Actual se basaba en el rendimiento que una escuela demostraba en el TAAS. A  partir del año 2002, el rendimiento en las pruebas Stanford 9 y Aprenda 2 también se incluía en el cálculo para las calificaciones. La calificación para el Progreso Actual en las escuelas secundarias también incluía cambios en la asistencia y en las tasas de deserción escolar. Para el año 2003, el TAKS reemplazó al TAAS, por lo cual no se dieron calificaciones de progreso.

El Progreso Anual Adecuado (AYP, en inglés) es el componente de rendición de cuentas de la Ley Ningún Niño se Queda Atrás del año 2001. El Ministerio de Educación requiere que todos los estados califiquen a sus escuelas públicas en base a si han realizado un progreso anual adecuado en lectura y matemáticas demostrado en una evaluación estatal y en un indicador adicional. Tanto el rendimiento como la participación en lectura y matemáticas se evalúan en base al grupo total de estudiantes y a seis grupos de estudiantes: afroamericano, hispano, blanco, económicamente desfavorecido, educación especial y dominio limitado del inglés. En el caso de las escuelas primarias y secundarias, el indicador adicional es la asistencia. Para las escuelas preparatorias y los distritos, el indicador adicional es la tasa de graduación longitudinal basada en un cohorte de noveno grado. Las calificaciones otorgadas son “Cumple con AYP” o “Necesita Mejorar”.


Para ver descripciones completas de los sistemas de rendición de cuentas y de los perfiles del distrito y de las escuelas, diríjase al HISD Department of Research and Accountability al 713-556-6700.